La Ganadería Antonio Palla se encuentra integrada en la conocida como “Ruta del toro bravo y dehesa salmantina”, y junto a la Villa de Ledesma y al parque natural de Los Arribes del Duero.

 

 

LEDESMA:

La Villa de Ledesma, situada a orillas del río Tormes, forma parte de la red de los pueblos más bonitos de España. Los hallazgos arqueológicos apuntan a que pudo haber un castro prehistórico, pero sin duda es el pueblo romano el que dejó un mayor legado a Ledesma. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1975 y cuenta con varios Bienes de Interés Cultural como el Puente Mocho, ubicado en la antigua calzada romana; la Iglesia de Santa María la Mayor, construida a finales del s. XII en estilo románico; o la Fortaleza, reformada prácticamente en su totalidad por los condes de Ledesma durante el s. XV.

 

 

ARRIBES DEL DUERO:

Este impresionante patrimonio natural se encuentra junto al río Duero, a lo largo del cañón fluvial que separa España y Portugal. El Parque Natural cuenta con numerosos miradores con espectaculares vistas de los alrededores; cascadas como el Pozo de los Humos, considerada una de las más conocidas de España y con una altura de 50 metros; y encantadores pueblos a su paso donde poder disfrutar de la gastronomía típica de la zona.

 

 

SALAMANCA:

Conocida por su rico Patrimonio cultural y por poseer la Universidad más antigua de España, sin duda resulta una parada obligatoria por las ciudades del interior de la península. Cuna de escritores humanistas, sabios y conquistadores, la historia de Salamanca está estrechamente ligada a figuras como Miguel de Unamuno, Fernando de Rojas, Francisco de Vitoria, Torrente Ballester o Cristóbal Colón, entre muchos otros. Gracias a su imponente Patrimonio Histórico y Arquitectónico, fue declarada en 1988 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y en 2002 como Capital Europea de la Cultura.